emb_argentina

Embajada de Venezuela en Argentina - Sección Turismo
Identidad Cultural PDF Imprimir E-mail

Dramática mezcla de las culturas de los pueblos originarios con aquellas llegadas de Europa

Entendiendo a la cultura como un complejo sistema de símbolos de identidad que el pueblo crea, preserva y expresa, afectando lo ético y lo estético, podemos afirmar que la cultura venezolana -al igual que la del resto de los pueblos de Nuestra América- es resultado de la dramática mezcla de las culturas de los pueblos originarios con aquellas llegadas de Europa y, más tarde, con las transferidas por la fuerza desde el continente africano.

identidad

Los diversos Pueblos Indígenas que habitan hoy el territorio venezolano son descendientes milenarios de aquellos que poblaron originariamente el continente al que Europa habría de bautizar sucesivamente Indias Occidentales, Nuevo Mundo y América. Su presencia histórica y la relevante influencia que ejercen en todos los ámbitos de la vida nacional los convierten en factor fundamental de nuestra identidad. Así lo refleja la Constitución Nacional al contemplar el carácter multiétnico y pluricultural de nuestro país.

En Venezuela conviven más de 30 etnias indígenas, cada una de ellas con señas identitarias propias expresadas a través de la poesía, la música, la danza, la narrativa, el canto, el dibujo, la artesanía, la pintura y la escultura. Algunas comunidades han logrado mantenerse relativamente aisladas, suerte ésta que les ha permitido conservar sus tradiciones al amparo de influencias foráneas. Otras, por el contrario, han mantenido un intenso contacto con la cultura occidental, primero con el invasor europeo y más tarde con el "criollo", generándose, en el mejor de los casos, el conocido mestizaje que caracteriza a nuestra cultura, y en otros menos felices, la desfiguración identitaria de estas comunidades.

En aquel período colonial, no pocos misioneros se ocuparon, por la propia naturaleza de su trabajo, de describir lo que a su criterio -regido aún por el pensamiento medieval- identificaban como ceremonias paganas o danzas demoníacas y que en realidad eran expresiones de una compleja integración cultural que tiene en la poesía y el canto origen y conexión.

Las naciones Caribe, siendo culturas ágrafas idearon un mecanismo expresivo -los areítos (llamada al espíritu)- que agrupa poesía, música y danza, disciplinas artísticas -recursos comunicativos- que permiten la preservación de la memoria y de los sueños colectivos. Un verdadero arte de tradición oral por el cual se inmortalizan mitos, cosmogonías, teogonías, leyendas, episodios históricos, cantos rituales y ceremoniales, canciones líricas y profanas.

La imposición de la cultura europea sobre estas ricas y variadas configuraciones culturales, fue el principal propósito de los colonizadores, quienes pretendieron reproducir, en los territorios invadidos, la realidad existente en una Europa que finalmente salía de la edad media. De las herramientas más importantes de penetración y aniquilación cultural implementadas por la corona española en sus territorios de ultramar, estaba la difusión de la religión católica entre los pobladores originarios y los contingentes de esclavos que fueron secuestrados y traídos desde África.

Esta dominación, que encontró fuerte resistencia a lo largo y ancho del nuevo continente, logró doblegar a la mayoría de los pueblos indígenas y africanos desfigurando o borrando de la historia ceremonias y costumbres milenarias que fueron desplazadas por el calendario católico de celebraciones. Sin embargo, aquella resistencia heroica de Tamanaco, de Guaicaipuro y de los Cimarrones -en el caso venezolano-, logró mantener viva una llama que avanzó, a pesar de cánones e inquisiciones, coloreando el rito europeo con maracas y tambores que nunca han dejado de cantar a Ojwoda'ä y a Ajé.

La resistencia de este pueblo ancestralmente expresivo, habituado a relaciones de solidaridad y vida comunitaria en armonía con su entorno natural, permitió la asimilación de la avasallante carga estética de la cultura dominadora, al tiempo que absorber el igualmente importante sistema simbólico de expresividad de los pueblos africanos -pilar fundamental de nuestra identidad-, quienes se encontraban en condiciones de profunda adversidad, pues fueron pueblos sometidos y desmembrados culturalmente en un espacio geográfico ajeno.

Como una insondable contradicción histórica, uno de los genocidios más brutales que haya conocido la humanidad arroja como resultado insospechado una enorme diversidad cultural expresada mediante los más sensibles recursos, desarrollando elementos de estas tres culturas hasta los límites de la expresividad y creando nuevos instrumentos expresivos que dan inicio al dibujo de símbolos conformadores de una nueva identidad.

 

 

Información para el Usuario:
mapaicono

 

Para el Ingreso a las Instalaciones

de la Embajada se agradece abstenerse

de venir en short, franelilla, gorra y/o sandalias

 

Información de Contacto: 


Dirección:

Av. Luis María Campos No. 170. Palermo, Capital Federal, Buenos Aires. República Argentina
Código Postal: 1425

Teléfono:

+54 11 41290818

+54 11 41290819

 

Fax:

0054 11 4129-0823

Correos Electrónicos:

embaturismo.argentina@gmail.com

 

Horario:

De Lunes a Jueves de 09:00 a 12:30 Hrs. y de 14:00 a 17:00 Hrs.

De Viernesde 09:00 a 13:30 Hrs.

 

Otras Noticias

botones tramites consulares1
Derechos humanos
aeropuerto
infoviajero
inatur mintur venetur ventel

logo_inferior4 Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores
Dirección: Av. Urdaneta, Torre MRE, Caracas - Venezuela.
Teléfonos: +58 (212) 806.44.00 (Master)