emb_argentina

Embajada de Venezuela en Argentina
“Hace 94 años, la noche del 15 de enero de 1919, en Berlín, fue detenida Rosa Luxemburgo PDF Imprimir E-mail
Martes, 17 de Enero de 2017 18:43

“Hace 94 años, la noche del 15 de enero de 1919, en Berlín, fue detenida Rosa Luxemburgo: una mujer indefensa con cabellos grises, demacrada y exhausta. Una mujer mayor, que aparentaba mucho más de los 48 años que tenía.

por-un-mundo-donde-seamos-socialmente-iguales-humanamente-diferentes-y-totalmente-libres-rosa-luxemburgo-1-638

Uno de los soldados que la rodeaban, le obligó a seguir a empujones, y la multitud burlona y llena de odio que se agolpaba en el vestíbulo del Hotel Eden le saludó con insultos. Ella alzó su frente ante la multitud y miró a los soldados y a los huéspedes del hotel que se mofaban de ella con sus ojos negros y orgullosos. Y aquellos hombres en sus uniformes desiguales, soldados de la nueva unidad de las tropas de asalto, se sintieron ofendidos por la mirada desdeñosa y casi compasiva de Rosa Luxemburgo, “la rosa roja”, “la judía”.

Le insultaron: “Rosita, ahí viene la vieja puta”. Ellos odiaban todo lo que esta mujer había representado en Alemania durante dos décadas: la firme creencia en la idea del socialismo, el feminismo, el antimilitarismo y la oposición a la guerra, que ellos habían perdido en noviembre de 1918. En los días previos los soldados habían aplastado el levantamiento de trabajadores en Berlín. Ahora ellos eran los amos. Y Rosa les había desafiado en su último artículo:

“’El Orden reina en Berlín!’ Estúpidos secuaces! Vuestro ‘Orden’ está construido en arena. Mañana la revolución se “alzará ella misma con un estruendo” y anunciará con una fanfarria, para vuestro terror: ¡YO FUI, YO SOY, YO SERÉ!”. 

La empujaron y golpearon. Rosa se levantó. Para entonces casi habían alcanzado la puerta trasera del hotel. Fuera esperaba un coche lleno de soldados, quienes, según le habían comunicado, la conducirían a la prisión. Pero uno de los soldados se fue hacia ella levantando su arma y le golpeó en la cabeza con la culata. Ella cayó al suelo. El soldado le propinó un segundo golpe en la sien. El hombre se llamaba Runge. El rostro de Rosa Luxemburgo chorreaba sangre. Runge obedecía órdenes cuando golpeó a Rosa Luxemburgo. Poco antes él había derribado a Karl Liebknecht con la culata de su fusil. También a él le habían arrastrado por el vestíbulo del Hotel Eden.

Los soldados levantaron el cuerpo de Rosa. La sangre brotaba de su boca y nariz. La llevaron al vehículo. Sentaron a Rosa entre los dos soldados en el asiento de atrás. Hacía poco que el coche había arrancado cuando le dispararon un tiro a quemarropa. Se pudo escuchar en el hotel.

La noche del 15 de enero de 1919 los hombres del cuerpo de asalto asesinaron a Rosa Luxemburgo. Arrojaron su cadáver desde un puente al canal. Al día siguiente todo Berlín sabía ya que la mujer que en los últimos veinte años había desafiado a todos los poderosos y que había cautivado a los asistentes de innumerables asambleas, estaba muerta. Mientras se buscaba su cadáver, un Bertold Brecht de 21 años escribía:

 La Rosa roja ahora también ha desaparecido.

Dónde se encuentra es desconocido.

Porque ella a los pobres la verdad ha dicho.

Los ricos del mundo la han extinguido. 

Pocos meses después, el 31 de mayo, se encontró el cuerpo de una mujer junto a una esclusa del canal. Se podía reconocer los guantes de Rosa Luxemburgo, parte de su vestido, un pendiente de oro. Pero la cara era irreconocible, ya que el cuerpo hacía tiempo que estaba podrido. Fue identificada y se le enterró el 13 de junio.

En el año 1962, 43 años después de su muerte, el Gobierno Federal alemán declaró que su asesinato había sido una “ejecución acorde con la ley marcial”.Hace sólo doce años que una investigación oficial concluyó que las tropas de asalto, que habían recibido órdenes y dinero de los gobernantes socialdemócratas, fueron los autores materiales de su muerte y la de Karl Liebknecht. Rosa Luxemburgo fue asesinada por las tropas de asalto al servicio de la socialdemocracia.

Junto a ella murió su camarada Karl Liebknecht. Había nacido el 5 de marzo de 1871. Mucha gente sigue la tradición de la Alemania oriental de asistir a la manifestación para recordarla, su respeto lo demuestran depositando claveles rojos en el monumento dedicado a la «Rosa Roja» y a los socialistas y comunistas que trabajaron por un mundo mejor.”Qué extraordinario es el tiempo que vivimos”, escribía Rosa Luxemburgo en 1906.“Extraordinario tiempo que propone problemas enormes y espolea el pensamiento, que suscita la crítica, la ironía y la profundidad, que estimula las pasiones y, ante todo, un tiempo fructífero, preñado”. Rosa Luxemburgo vivió y murió en un tiempo de transición, como el nuestro, en el que un mundo viejo se hundía y otro surgía de los escombros de la guerra.

Sus compañeros intentaron construir el socialismo, sus asesinos y enemigos ayudaron a Adolf Hitler a subir al poder. Hoy, cuando el capitalismo demuestra una vez más que la guerra no es un accidente, sino una parte irrenunciable de su estrategia. Cuando los partidos y organizaciones “tradicionales” se ven en la obligación de cuestionar sus formas de actuar ante el abandono de las masas. Cuando la izquierda transformadora aboga exclusivamente por el parlamentarismo como vía para el cambio social. Cuando nos encontramos ante una enorme crisis del modelo de democracia representativa y los argumentos políticos se reducen al “voto útil”. Hoy, decimos, Rosa Luxemburgo se convierte en referente indispensable en los grandes debates de la izquierda.

No es sino su voz la que se escucha bajo el lema, aparentemente novedoso: “Otro mundo es posible”. Ella lo formuló con un poco más de urgencia: “Socialismo o barbarie”. Su pensamiento, su compromiso y su desbordante humanidad nos sirven de referencia en nuestra lucha para que este nuevo siglo no sea también el de la barbarie.”

 

 
Venezuela ratifica voluntad de establecer relaciones de respeto con EEUU PDF Imprimir E-mail
Martes, 17 de Enero de 2017 13:50

002 fb 9172 1484608848

El presidente de la República, Nicolás Maduro, ratificó este lunes su compromiso de establecer relaciones basadas en el respeto mutuo con el nuevo gobierno de los Estados Unidos (EEUU), que comenzará el próximo 20 de enero con la toma de posesión de Donald Trump como nuevo mandatario de la nación norteamericana.

"Venezuela ratifica su deseo histórico desde (Simón) Bolívar de tener relaciones de respeto, comunicación y cooperación con los Estados Unidos de Norteamérica", expresó el Jefe de Estado desde el Palacio de Miraflores, en Caracas.

Señaló que el gobierno de Trump se convertirá en uno de los grandes cambios que se pueden generar en el mundo.

"Vienen grandes cambios en la geopolítica mundial. Uno de los cambios que será muy importante, será la era Trump. Yo creo los cambios de la geopolítica mundial va a estar marcada por la pluripolaridad y multicentrismo. Venezuela está en la ola de esos cambios, de un mundo de paz, de respeto, estamos bien ubicados", subrayó el Mandatario Nacional.

Recordó que el gobierno del presidente Barack Obama quedó marcado por la violencia, la guerra y la desestabilización en países que no respondía a los intereses de la Casa Blanca.

"Obama dejó un legado que quieren esconder los grandes medios, destruido deja al África, al medio oriente, en guerra, deja el mundo plagado de terrorismo y en América Latina, tres golpes de Estados lo recordarán: Honduras 2009, Paraguay 2011 y el Brasil, 2016. Tres golpes de Estado, parlamentario, recordarán a Obama. Los intentos de golpe contra Evo (Morales), las campañas de cerco contra Nicaragua, los intentos de golpe y de magnicidio contra Rafael Correa en Ecuador y todo el daño que le ha hecho a Venezuela", recalcó.

 

 
Presidente Maduro exige calidad revolucionaria para sanar heridas causadas por la guerra económica PDF Imprimir E-mail
Lunes, 16 de Enero de 2017 13:53

memoria2017

Ir a una nueva etapa de Gobierno de calle para sanar las heridas morales y materiales causadas por la guerra económica es la tarea que se ha propuesto el Gobierno nacional este año, luego que en 2016 el país enfrentara un boicot económico sumado a la caída en 70% de los precios del petróleo, principal ingreso nacional.

En su mensaje anual a la nación, presentado en el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), debido al desacato de la Asamblea Nacional, el Presidente de la República, Nicolás Maduro, exigió retomar la calle y al mismo tiempo elevar la calidad de la acción revolucionaria para lograr sanar las heridas y avanzar hacia un nuevo escenario de paz y productividad, dentro del modelo de inclusión e inversión social que se mantendrá en 2017.

"Debemos ir a la búsqueda de las heridas morales y materiales producidas por la guerra económica, vamos a sanar esas heridas, a curarlas en la misma medida que vamos construyendo un nuevo sistema de gobierno popular", llamó Maduro ante su equipo de ministros, diputados, autoridades del TSJ, embajadores, luchadores sociales y voceros populares que le acompañaron durante la presentación del mensaje anual a la nación.

"Tenemos que iniciar una nueva era de gobierno, ir a las catacumbas del pueblo, a un gobierno de calle profundo, gobierno adentro. Es la única manera, el único método de conectarnos en profundidad con la nueva energía revolucionaria acumulada allí adentro que está latente en nuestro pueblo y que a veces se convierte en descontento o desmovilización", expresó.

Exigió que en este nueva etapa se rectifiquen los métodos de trabajo para evitar incurrir en prácticas burocráticas, asistencialistas y fragmentadas de las acciones de gobierno.

A partir de estas premisas avanzará la Revolución Bolivariana este 2017, afirmó el Presidente, quien ratificó que es el ser humano el centro de toda la gestión gubernamental y así se mantendrá, pese al boicot y guerra económica que aun enfrenta el país.

Destacó que a pesar de esta guerra económica y de la reducción en 87% de las divisas debido a la caída de los precios del crudo (la nación apenas percibió 5.921 millones de dólares en 2016), el Gobierno nacional blindó los derechos de la población e incrementó la inversión social de 71,4% a 73%

Leer más...
 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>

Página 10 de 979

Información para el Usuario:
mapaicono

 

Para el Ingreso a las Instalaciones

de la Embajada se agradece abstenerse

de venir en short, franelilla, gorra y/o sandalias

 

Información de Contacto: 


Dirección:

Av. Luis María Campos No. 170. Palermo, Capital Federal, Buenos Aires. República Argentina
Código Postal: 1425

Teléfono:

0054 11 4129-0800

Teléfono de emergencia:

0054 11 6392-1135

 

Fax:

0054 11 4129-0823

Correos Electrónicos:

despacho.argentina@mppre.gob.ve 

consulta.argentina@mppre.gob.ve 

seccionconsular.venezuela@gmail.com

 

Horario:

De Lunes a Jueves de 09:00 a 13:00 Hrs. y de 14:00 a 17:00 Hrs.

De Viernesde 09:00 a 14:00 Hrs.

 

Atención Consular:

De Lunes a Jueves de 09:00 a 12:30 Hrs. y de 14:00 a 16:00 Hrs.

De Viernesde 09:00 a 13:30 Hrs.

Otras Noticias

logo_inferior4 Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores
Dirección: Av. Urdaneta, Torre MRE, Caracas - Venezuela.
Teléfonos: +58 (212) 806.44.00 (Master)