Venezolanos varados en Argentina retornan en vuelo humanitario con la aerolínea Estelar

El pasado 20 de agosto arribó a territorio venezolano un vuelo humanitario proveniente de la República Argentina, luego que la Embajada venezolana en este país recibiera solicitudes de connacionales que habían quedado varados por las medidas adoptadas internacionalmente para prevenir el COVID-19.

El Gobierno Bolivariano luego de realizar las coordinaciones legales necesarias ante el Gobierno argentino, a través de su representación diplomática, autorizó a la aerolínea Estelar para ejecutar el retorno de los venezolanos que poseían boleto aéreo.

Mildred Tirado, oriunda de Ciudad Bolívar, contó cómo fueron estos meses lejos de Venezuela.

“Llegué a Argentina con mi hijo adolescente el 11 de enero de este año, aún no había pandemia. La idea de venir era reencontrarme con mi hija que vive en Chile, coincidiríamos en sus vacaciones pero no nos dio tiempo, cerraron los aeropuertos”.

Tirado buscó trabajo en más de 30 espacios pero por su edad (53 años) y estatus migratorio no le fue posible obtener alguno. Acudió a iglesias, y por la Fundación Caritas obtuvieron -ella y su hijo- bolsas de comida y abrigos para la temporada de invierno que comenzó en junio.

“Nos organizamos en redes sociales”

“Por medio de Instagram conseguí un grupo de venezolanos, nos organizamos, enviamos cartas a la Embajada, hicimos carteles, videos, siempre con la inquietud de que nos escucharan”.

También, la bolivarense coincidió con el perfil del periodista argentino Diego Itursarry, quien sirvió de enlace comunicacional para difundir su solicitud.

“Grabé un vídeo dirigido al presidente Maduro, circuló en varias cuentas. De verdad no sé cómo hizo, pero días después se comunicaron conmigo de la Embajada, habían aprobado el vuelo humanitario”.

https://twitter.com/DiegoEnLaLucha/status/1289667449034428418?s=09

Pandemia en Argentina

La venezolana detalló que el Gobierno argentino había prohibido los desalojos, sin embargo, la realidad con los arrendadores era otra, se pagaba igual pero bajo acuerdo y no se podía incumplir trato.

“Salir incluso a buscar comida era un riesgo, a pie podía transitar pero en bus era imposible sin permiso. De verdad agradezco el apoyo de todos, estaba muy desesperada”.

La señora Mildred Tirado y los demás connacionales se encuentran cumpliendo la cuarentena reglamentaria en los espacios de un hotel en Caracas.

La delegación médica correspondiente realizó los exámenes médicos de verificación para descartar cualquier caso de COVID-19.

A este vuelo pudieron acceder únicamente aquellas personas que poseían boletos y cuyo viaje fue suspendido en razón de las restricciones impuestas por la pandemia. Los venezolanos que necesitaban regresar y no tenían boleto, debían efectuar el pago correspondiente del mismo.

A diferencia de los vuelos de repatriación que son financiados por el Gobierno venezolano, los humanitarios deben ser costeados por cada pasajero, por tratarse de una aerolínea privada.